Las oraciones negativas las empleamos para negar algún hecho. Se identifican fácilmente por las expresiones: no, nunca, jamás, tampoco y ni.

     Observa los ejemplos:

Ni hoy ni mañana veremos televisión

Mañana tampoco podré acompañarte

No deseo que vengas a verme

Nunca te dije mentiras.