La seguridad social fue una de las grandes demandas surgidas de la Revolución Mexicana y aunque pasaron varios años después del término de la Revolución para que empezara a ser concebida su creación, en este movimiento armado podemos encontrar el germen del Instituto.


Los inicios

     En el sexenio del presidente Lázaro Cárdenas se prepararon varios anteproyectos de ley para crear el Instituto Mexicano del Seguro Social, y fue hasta el 2 de junio de 1941 que se crea la Comisión Técnica Redactora de la Ley del Seguro Social; al siguiente mes, dicha comisión presentó la iniciativa de Ley del Seguro Social. Pero fue hasta el 31 de diciembre de 1942 que se expide dicha ley. En 1943 se publica el decreto presidencial en el Diario Oficial de la Federación por medio del cual se anuncia la creación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y se nombra temporalmente a Ignacio García Téllez como su director.

     El 1 de enero de 1944 comienza a operar el IMSS cubriendo cuatro ramos: accidentes de trabajo y enfermedades profesionales; enfermedad general y maternidad; invalidez, vejez y muerte, y desocupación en edad avanzada. Además se nombra a Vicente Santos Guajardo como su primer director general, quien instala sus oficinas en la calle 16 de Septiembre número 10. El 22 de enero se realiza la primera sesión del Consejo Técnico; y se instala el primer consultorio en las calles de Rosales e Ignacio Mariscal. Para abril del mismo año, se habían ampliado las instalaciones y se inauguró la primera farmacia central en el nuevo edificio de Ignacio Mariscal número 7. La clínica 1 se instaló en la esquina de Michoacán y avenida México, y la primera de maternidad en la calle de Gabriel Mancera.


1946-1952

     En el período presidencial de Miguel Alemán (1946 a 1952), se nombra como director general a Antonio Díaz Lombardo. Antes de que concluya este sexenio el sistema ya opera en Puebla, Monterrey y Guadalajara. En este periodo se inaugura el primer hospital de zona: La Raza. Proyecto del arquitecto mexicano Enrique Yánez con la colaboración del alemán Hans Meyer quién fue director de la famosa escuela de la Bauhaus.


1952-1958

     En el sexenio de Adolfo Ruiz Cortines (1952 a 1958), su director general fue Antonio Ortiz Mena. En este sexenio se ampliaron los servicios, el régimen llegó a los estados de Tlaxcala, Veracruz, Guerrero, México, Oaxaca, Chihuahua, Yucatán y Baja California Norte. Así mismo, se reformó la ley con el propósito de corregir el desequilibrio financiero en el ramo de enfermedades generales y maternidad, así como para incrementar el monto de las pensiones por invalidez, viudez, vejez y enfermedad; y se trabajó intensamente para asegurar el equilibrio financiero de la institución. Mediante un plan de inversiones, se puso en marcha la construcción de grandes unidades hospitalarias y se inició el sistema de Medicina Familiar en el Distrito Federal.


1958-1964

     En el sexenio de Adolfo López Mateos (1958 a 1964) se nombra a Benito Coquet para dirigir al IMSS. Durante este sexenio se continúa con el crecimiento de la seguridad social. Surge el sistema de guarderías para los hijos de los trabajadores. Se construye y entra el funcionamiento el Centro Médico. Se expiden dos disposiciones para hacer efectiva la aplicación del Reglamento del Seguro Obligatorio de los trabajadores temporales y eventuales urbanos, y el Reglamento para el Seguro Social Obligatorio de los trabajadores del campo. En 1946, había más de 6 millones de trabajadores asegurados.


1964-1970

     Durante el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz (1964 a 1970), se nombra a Sealtiel Alatriste como director general, pero un año después (1965), el cargo lo ocupa Ignacio Morones Prieto. Durante este sexenio se crea la Comisión Asesora de Empresarios y Trabajadores en sustitución del antiguo Departamento de Inspección y Vigilancia y se incorpora al Seguro Social a los trabajadores mineros. Para fines de este periodo las instalaciones hospitalarias alojaban 5 mil 500 camas y el número de trabajadores afiliados creció en un 50 por ciento.


1970-1975

     En el sexenio de Luis Echeverría (1970 a 1975), el IMSS es dirigido por Carlos Gálvez Betancourt, aunque en 1975, la dirección general es asumida por Jesús Reyes Heroles y su gestión dura un año. Durante este sexenio se inician los estudios para reformar la Ley del Seguro Social y las reformas se aprueban el 12 de marzo de 1973. Con ellas se amplían los beneficios del régimen obligatorio.


1976-1982

     Durante el sexenio de José López Portillo (1976 a 1982), la dirección estuvo a cargo de Arsenio Farell. En este periodo se firma el convenio que dio sustento al Programa IMSS-Coplamar de Solidaridad por Cooperación Comunitaria, orientado a inducir cambios de carácter general en la estructura y funcionamiento del orden social. Las dependencias médicas centrales se transforman en áreas operativas regionales.


1982-1988

     Durante el sexenio de Miguel de la Madrid (1982 a 1988), se nombra a Ricardo García Sáinz al frente del instituto y su gestión dura ocho años. Para 1987, el IMSS amparaba en su régimen obligatorio a 32 millones 914 mil mexicanos, de los cuales 7 millones 166 mil eran asegurados permanentes. Luego de los sismos de 1985, y bajo una de las más severas crisis económicas del México moderno se reconstruye el Centro Médico tomando en cuenta una nueva organización de los servicios médicos que presta a nivel nacional basado en una estrategia de unidades de diversos niveles de atención.


1988-1994

     Durante la gestión de Carlos Salinas de Gortari (1988 a 1994), Ricardo García Sáinz continúa como director general del IMSS hasta 1991 cuando es nombrado Emilio Gamboa Patrón, quien a su vez es sustituido en 1993 por Genaro Borrego Estrada. Los tres directores que tiene el IMSS en este sexenio prueba un desinterés en las políticas sociales del país y la dirección del Instituto se convierte en una pieza dentro del movimiento de políticos en el gabinete.


1994-2000

     En el sexenio de Ernesto Zedillo (1994 al 2000) se hace un diagnóstico de las condiciones en que se encuentra el IMSS y en consecuencia se instala la Comisión Nacional para el Fortalecimiento de la Seguridad Social. El 9 de noviembre de 1995, el Presidente de la República envía al Congreso de la Unión la iniciativa de reformas a la Ley del IMSS. Luego de un amplio debate que dura todo 1996, la nueva ley es aprobada y se estipula que iniciará el 1 de enero de 1997. Sin embargo, ante la aparición de la Clave Unica de Registro Poblacional (CURP), se determina prorrogar la aplicación de nueva la Ley, y es hasta el 1 de julio de 1998 cuando entra en vigor el nuevo ordenamiento.


El IMSS hoy

     Son millones de familias las que algo tienen que agradecer al Instituto Mexicano del Seguro Social. En este momento existen más de 10 millones de afiliados, más de 38 millones de beneficiarios y más 11 millones del programa IMSS-Solidaridad. Ésa es la población que cotidianamente se atiende.

     Por eso se a llegado a la conclusión, en primer lugar, de que el IMSS es patrimonio del pueblo de México; que debe seguir viviendo de cuotas tripartitas cubiertas por empresarios, gobierno y trabajador; que debe seguir siendo de carácter público y que el régimen obligatorio se debe mantener. Pero también, que deben existir esquemas flexibles que, respetando la esencia y los principios solidarios, redistributivos y humanos, hagan a la seguridad social mexicana más eficaz en el cumplimiento de sus fines.