La acción educativa no sucede únicamente entre los límites del salón de clases y la escuela, es necesaria su vinculación con la vida y para la vida. Para este fin sirven primordialmente las visitas educativas, que consisten en poner al alumno en contacto con todas las manifestaciones del medio natural y social que le rodea.

Tipos de Visita Educativa

     Las visitas educativas pueden tener un carácter didáctico, recreativo o artístico y ser organizadas por el maestro con el grupo o solicitadas como tarea.Las actividades fuera de la escuela nos ayudan a desarrollar más nuestra mente.

     En el primer caso tenemos las que sirven como complemento a la enseñanza y tienen un propósito didáctico para las diferentes materias del programa escolar. Así, en la enseñanza de la Historia pueden realizarse visitas a los monumentos históricos de la localidad, a sus archivos y museos.




     En la enseñanza de la Geografía son convenientes las excursiones a los principales fenómenos geográficos cercanos como ríos, montañas, lagos, mares, cerros , planetarios, etc.

     En ciencias se pueden visitar las fábricas más importantes de la ciudad, centros agrícolas o ganaderos, minas, bosques, reservaciones ecológicas o museos de ciencias, entre otros.

     Para Formación Cívica se recomienda asistir a una sesión del Municipio o Congreso, visitar las dependencias gubernamentales , las casas de gobierno, las de asistencia social o las de personajes relevantes en la Historia o la Cultura, así como la convivencia en las fiestas tradicionales de la región.

     La visita a los centros comerciales es una buena opción para practicar las habilidades Matemáticas recién adquiridas.

     La Visita Escolar como actividad recreativa o artística desarrolla las habilidades sociales del niño y su sensibilidad. Ejemplos de este tipo de visitas tenemos: el asistir a la biblioteca donde se cuenta con secciones y servicios especiales para niños, con personal entrenado para hacer más grato el encuentro con los libros.

    También son importantes las visitas a exposiciones de todo tipo de expresión plástica, a las casas de la cultura, a los monumentos artísticos y la asistencia a todo tipo de eventos culturales como obras de teatro, conciertos, grupos de danza, cine, ferias y concursos artísticos.

¿Qué pueden hacer los padres para que la Visita escolar sea provechosa?

     Cuando el maestro solicite la visita como tarea es conveniente precisar los objetivos, los plazos de entrega y las características del trabajo posterior a la visita. La misión puede ir desde la simple observación hasta la evaluación. Y el producto desde un comentario de opinión hasta un informe estructurado con datos precisos que respondan a preguntas planteadas por el profesor.

Organiza la visita con tiempo

     Debemos planear adecuadamente la visita y aprovecharla como un medio de convivencia e integración familiar muy valioso.

     Si no conocemos el lugar es necesario solicitar informes sobre su ubicación, horarios y días de servicio, tarifas y descuentos, así como si se permite el uso de cámaras fotográficas, de video o grabadoras.

     Al llegar al lugar aprovecha los servicios de apoyo que proporciona el lugar, como mapas y personal capacitado para dar información.

La visita no consiste en copiar letreros

     Después de identificar el área de interés, investiga si existe información disponible como catálogos, folletos, resúmenes impresos, programas de mano, servicios de guías, videos, audioguías, etc. Y ¡Utilízenlos!

     En muchas ocasiones los niños no aprovechan ni gozan las visitas por desconocer que existe este tipo de información, y pasan la mayor parte del tiempo realizando desesperadamente anotaciones de todos los letreros.

Disfruten la visita

     Durante el recorrido o los intermedios de una función escucha con interés los comentarios de tus hijos, motívalos con preguntas para que expresen sus impresiones y descubrimientos. No les des cátedra. Y oriéntalos, naturalmente, sobre el comportamiento más adecuado y explica las razones.

Si la visita la realiza el maestro con el grupo

     Solicita toda la información necesaria: Lugar y propósito de la vista. Fecha, hora y punto de reunión de dónde partirán y a dónde regresarán. Cuál es el costo total, qué tipo de alimentos, vestuario y equipo deberán llevar. Total de adultos que acompañaran al grupo además del profesor (si te es posible ofrece tu apoyo), medio de transporte qué utilizarán, etc.

     Después de reunir la información tu decides si autorizas a tu hijo a la visita.

     Si aceptaste, un día antes verifiquen que se cuenta con lo necesario. Entre otras cosas deberá llevar su carnet de identificación con su nombre, domicilio, teléfonos y nombres de las personas a las cuales se puede recurrir en caso de emergencia, enfermedades que padece, alergias, tipo de sangre, medicamentos y dosificación si lo requiere.

     Las visitas educativas son un valioso auxiliar para la formación de tus hijos. Porque además de permitirles adquirir y reforzar conocimientos, propician el desarrollo de habilidades intelectuales, físicas y sociales.