Es frecuente que al hablar de las relaciones sexuales se mencione la necesidad de actuar con responsabilidad en el momento de tomar decisiones. Sin embargo, nadie está exento de equivocarse. ¿Será posible que exista alguna forma para disminuir el margen de error?

     Aún cuando tomar decisiones, sobre todo con respecto a la sexualidad, no es sencillo, si realmente queremos tener una mayor certeza de lo que estamos haciendo es importante que en el momento de decidir contemos con diferentes alternativas y consideremos sus posibles consecuencias.La familia pequeña vive mejor.

     Para identificar las alternativas y considerar sus resultados se debe contar con información suficiente, confiable y veraz. Por tal motivo es de suma importancia que, además de considerar muchos otros aspectos, para fomentar en nosotros y nuestra familia una adecuada salud sexual, los adultos sepamos qué son, cómo funcionan, cuáles son las ventajas y desventajas de los métodos anticonceptivos. Sólo proyectando congruencia entre lo que decimos y lo que hacemos y estableciendo una adecuada comunicación, nuestros hijos e hijas, con ejemplos palpables, se darán cuenta de que sí pueden contar con alternativas.

¿Qué son?

     Tal como lo indica su nombre, un método es un proceso que se sigue para alcanzar un objetivo; en este caso, evitar la fertilización del óvulo.

¿Qué métodos anticonceptivos existen?

     Existen diversos métodos que según su naturaleza funcionan de diferente manera, así las parejas, la mujer o el hombre, con la asistencia del personal de salud, pueden escoger el que más les convenga según sus necesidades, estado físico o preferencia.

  1. Métodos naturales (por sus características se recomiendan a las mujeres con ciclos menstruales regulares y actividad sexual poco frecuente):
  • Método del ritmo.
  • Método de la temperatura basal.
  • Método del moco cervical o de billings.

    2. Métodos de barrera física (impiden físicamente el contacto entre 
        el esperma y el óvulo, de ellos el coito interrumpido
        prácticamente no tiene eficacia mientras que el condón,
        además
 de evitar el embarazo protege del contagio de 
        enfermedades por transmisión sexual):

  • Coito interrumpido
  • Condón
  • Diafragma
  • Esponja

    3. Métodos de barrera química (su función es inmovilizar e
        inutilizar a los espermatozoides que fueron depositados en la
        vagina, la principal característica de este grupo es que se    
        introducen en la vagina unos diez o quince minutos antes de   
        que  haya penetración):

  • Jaleas
  • Espumas
  • Tabletas espumantes
  • Óvulos
  • Supositorios
  • Dispositivo intrauterino (DIU)

   4. Métodos hormonales (son métodos que funcionan con hormonas,
      comúnmente estrógenos y progesterona. Su principal función es 
      impedir que la glándula hipófisis produzca unas hormonas 
      llamadas gonadotropinas evitando que haya ovulación, así, al no
      existir óvulo maduro el espermatozoide no tiene nada que
      fecundar):

  • Pastillas
  • Inyecciones

  5. Métodos quirúrgicos (para realizarlos es necesario que haya una
     pequeña cirugía, se caracterizan por ser irreversibles, es
     decir,  una vez que se realizan ya no se puede dar marcha atrás):

  • Ligadura tubaria o de trompas (para la mujer)
  • Vasectomía (para hombres)

Ventajas de su uso

     El uso de métodos anticonceptivos da a la pareja la oportunidad de decidir cuándo y cuántos hijos desean. Además hacen posible que la pareja tenga mayor libertad de disponer de su cuerpo y explorar su erotismo y sensualidad disminuyendo los riesgos de que haya un embarazo; en otras palabras se separa la reproducción de la relación sexual.

Antes de emplear algún método

  • Es conveniente que la pareja consulte a una persona capacitada, que con frecuencia son médicos o personal de salud, para que reciban toda la información a cerca de todos y cada uno de los métodos anticonceptivos.
  • Si por cuestiones personales decides ir solo o sola, no debes sentir temor o vergüenza de exponer al médico tus dudas y necesidades, pues dentro de las funciones clínicas está contemplada la de orientar e informar correctamente a las personas sin calificar su vida personal.
  • Al momento de consultar al médico o el personal de salud debes tener presente que esa persona tiene la obligación de darte toda la información que necesitas. Así, podrás tener mayor capacidad de decidir cuál es el método que más se ajusta a tus necesidades, costumbres, valores y/o creencias religiosas.
  • Ten en cuenta que la persona a la que consultes debe darte la información usando un lenguaje sencillo, además deberá considerar el nivel y la cantidad de conocimientos que tengas.
  • El médico o personal de salud tiene el deber de hablarte con franqueza sobre la eficacia de cada uno de los métodos anticonceptivos y sobre los efectos secundarios o consecuencias que puede haber al utilizarlos.
  • Cuando ya hayas elegido el método anticonceptivo, no olvides pedir que te enseñen a utilizarlo de manera correcta.

     Independientemente del método que hayas elegido, es de suma importancia que periódicamente te hagas revisiones médicas; de preferencia acude con tu pareja, recuerda que